Inicio Noticias

Noticias

La educación sin pulso. ¿Qué hacer tras PISA?

El Observatorio de la Realidad Educativa (OCRE) y la Fundación Episteme organizan su III Congreso de Expertos Docentes para un Análisis Crítico de la Educación, edición que se celebrará en la Casa de la Comunitat Valenciana en Madrid el viernes, 10 y sábado, 11 de mayo. Bajo el título: La educación sin pulso. ¿Qué hacer tras PISA?, este encuentro, de alcance nacional, servirá para analizar la situación de la enseñanza en nuestro país y las posiciones que diversos académicos sostienen para mejorar la actual crisis educativa.

¿Literatura universal? ¡A la basura!

Hay que defender la lectura literaria, de los clásicos o de los contemporáneos, de las traducciones o de las ediciones en lengua original. Nuestros estudiantes no merecen quedar al margen de la incomparable felicidad lectora: cada buen libro que pongamos en manos de un alumno, es una victoria contra las tinieblas del pedagogismo supuestamente facilitador y acompañador; una enfermedad educativa que nos está matando.

Una educación práctica

La educación moral o práctica responde a la necesidad de construir la imagen de un ciudadano autónomo y un individuo racional que debe ser formado para alcanzar todos sus fines y convivir entre libres e iguales, no entre esclavos. El santo y el héroe, el pacifista y el revolucionario, al mártir y al anarquista, no son las figuras que promueve el sistema educativo occidental, sino que busca encontrar una síntesis entre la figura del ciudadano y el trabajador.

PISA 2022: Crónica de un desastre anunciado

Para salir de este callejón sin salida es necesario ser prudentes con la inclusividad, recuperar una enseñanza sistemática, con currículums estructurados, profesorado especialista en su materia y libertad de cátedra para escoger las metodologías más adecuadas. De lo contrario, esto irá a peor.

«PISA» o la fuerza del sino

Al renunciar a enseñar para evitarles a las nuevas generaciones el esfuerzo de aprender a actuar sobre su propio destino, las estamos condenando a la indigencia moral e intelectual. Y esto, ya sea desde la ingenuidad o desde la pusilanimidad, nos hace igualmente culpables como sociedad si no lo denunciamos y combatimos; lo de menos es si son imbéciles, malvados o lo uno y lo otro: los efectos serán los mismos.

Peter Pan pedagogo

Hay que transmitir conocimientos y enseñar destrezas a fin de preparar a los más jóvenes para construir su propio futuro. En consecuencia, no se les puede privar del legado cultural con la excusa de lo sucedido en tiempos pretéritos. De lo contrario, corremos el riesgo de cronificar la inmadurez, de crear nuevos Peters Pan.

El discreto encanto de resistir

Una educación moral liberal y humanista, que es el anhelo de estos autores, fortalece el juicio individual, promueve una mentalidad científica y una actitud filosófica, preserva la extraña alegría instintiva de la vida, favorece el gusto por el cultivo personal y la libertad, el escepticismo hacia doctrinas oscurantistas e irracionales, el aprecio por la memoria y la tradición, la inquietud por conocerse a uno mismo, el vigor de la resistencia íntima y el entusiasmo por la autonomía.

Jornada continua: Cui prodest?

La entrevistadora aclaró que no se refería a los recortes que sufrió el profesorado, ni al aumento de ratios que perjudicó al alumnado –por lo visto una nimiedad-, sino al cierre de los comedores escolares para ahorrarse el coste que suponían, porque si no iban por la tarde devenían prescindibles. Comedores escolares por cierto que regentados habitualmente por empresas de catering, digamos prudentemente que, por lo general, «afines» a la Administración y a sus periferias paraeducativas.

¿Crisis de la autoridad?

La nueva educación asistencial y terapéutica plantea una relación de igualdad plena entre profesor y alumno, o entre padres e hijos, lo que literalmente es la extinción de la autoridad y de cualquier distinción entre conocimiento e ignorancia, entre el que tiene algo que donar y el que necesita recibir una herencia para ligarse al mundo y a su propia vida.

La escuela bonsái

Si a alguien se le ha privado, se le está privando, del espacio vital necesario para desarrollarse integralmente, es preciso evitar también que sea capaz de caer en la cuenta de tal privación. Y para esto está el sistema educativo innovador de nuestros tiempos hodiernos. La pieza que faltaba para completar el puzle.
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad